Lunes a Jueves de 20 a 21 Horas.

Lunes a Jueves de 20 a 21 Horas.
Radio Universidad (Rosario) - FM 103.3 click sobre la imagen para escuchar.... Lunes a Jueves de 20 a 21 horas.

domingo, 7 de mayo de 2017

Una EVA, todas las EVAS...

Algunos se confunden, y es lícito, porque durante casi todas sus vidas, les batieron en la escuela primaria, la secundaria y los que pudieron y eligieron hacerlo en la universidad, que la "política" es una cuestión racional.
Que se trata de elegir, lo razonable, según las supuestas reglas de ciencias que serían universales, lógicas, inapelables. 
Reglas y leyes que surgen no casualmente, de las instituciones que forman al grueso de los tecnócratas que condenan, cuando llegan a ejercer cargos estatales, al grueso de los mortales a condiciones ignominiosas de vida.
Del papel que juegan, instituciones como los medios masivos de desinformación y más cerca las redes sociales colonizadas por aparatos de trolizaciòn, mejor ni hablar.
Evita, como tantes otres, tenía una inteligencia e intuición natural, que le permitió escapar a ese falso sentido común de las élites académicas, políticas y culturales.
Por suerte, mal que le pese al stablishment, Evita se multiplicó en Cristina y en millones de minas con unos ovarios que la reivindican y la enaltecen.
Y se llaman Cammila, Lia, María, Valeria, Nora, Sonia, Cristina... y siguen los nombres...
Y ahora mismo se están reproduciendo, a pesar de los estúpidos que lo niegan...



domingo, 16 de abril de 2017

SOY (SOMOS) KIRCHNERISTA(S) Y QUÉ?...por CGG

Ahora que es semana santa, Francisco le lava los pies a presos, a los que muchos que se dicen católicos, los matarían por solo haber nacido y molestarlos en su supuesta meritocrática vida, donde creen que todo, mucho o poco, se debe a su esfuerzo individual, ideología que el actual Papa condena por egoísta, equivocada y mezquina.

Ahora, que después de mucho tiempo, los egoístas, los mezquinos, los que solo miran su ombligo y el de dos o tres más, a los que llaman familia, se olvidan del otro y de los otros y se sienten legitimados en su sentir y accionar, por los medios masivos de desinformación, y un gobierno que intenta arrasar con toda forma de solidaridad, y de derechos, en nombre de una falsa institucionalidad republicana, aplicando un rancio programa neoliberal.

Ahora que, los que reclaman por sus derechos, por paritarias, por el pan nuestro de cada día, por defender su salario, por no caer en la pobreza o la indigencia, por la educación y la salud digna para todes, son estigmatizados y ninguneados por la triple alianza conservadora de: gobierno liberal, justicia conservadora de los derechos de minorías y medios cómplices.

Ahora que, peligrosamente se reivindica la represión contra los que protestan y resisten un plan de ajuste que los lleva a la marginalidad social, y se encarcela a líderes sociales y políticos como Milagro Sala, quebrantando el estado de derecho.

Ahora, que las mujeres han decidido decir Basta! a siglos de patriarcado, machismo y misoginia, que matan.

Ahora que, se empieza a entender que la llamada “posverdad”, no es más que una de las formas de la “normalidad” que se instala desde el poder, generando consensos que operan como “verdad” sobre hechos y situaciones, porque le conviene a quienes repiten ese “relato” de la realidad, aunque dañe a la mayoría, incluso a los que lo repiten.

Ahora, que la antes o supuesta columna vertebral del Peronismo, llamada cgt, se muestra desnuda en sus intereses y niega a la política, mientras dos de sus triunviros son diputados por el frente “renovador” de sergio massa, convoca a un contundente  paro general, pero evita confrontar y liderar una oposición frontal a un plan económico y político que solo genera desocupación y hambre para el grueso de los trabajadores.
Sin olvidar, que algunos de los dirigentes, que digitaron al triunvirato hoy vigente, bancaron a mauricio macri en su campaña presidencial, como cuando asistieron al acto de inauguración de la estatua de Perón (aunque no se le parezca), como hugo moyano.

Ahora, que algunas organizaciones sociales, que acompañaron al kirchnerismo durante más de una década, reniegan de la conducción política de quién encabezó un proyecto absolutamente divergente al del actual gobierno, operando en los hechos como garantes de una supuesta “paz social” y gobernabilidad, en línea con la reunificada cgt.

Ahora que, muchos legisladores electos en las boletas del Frente Para La Victoria, en pos de una supuesta “gobernabilidad” han acompañado leyes, como la que habilitó la rendición frente a los fondos buitres, la supuesta “reparación histórica” a los jubilados que compromete al fondo de garantía de sustentabilidad del Anses hacia el futuro, la ignominiosa reforma de la ley de ART, el acompañamiento en el senado a dos candidatos a jueces de la corte suprema, que habían aceptado ser designados por DNU, y otras lindezas por el estilo. De los urtubey y pichotos, mejor ni hablar.

Ahora que, un puñado de desangelados dirigentes, balbucean malamente invocando una renovación dentro del campo nacional y popular, siendo que ellos mismos representan el continuismo de las prácticas políticas, que ellos vendrían a renovar.

Ahora, que el dirigente de la inexistente “avenida del medio”, sergio massa, no sabe cómo hacer para seguir siendo atractivo electoralmente hablando, mientras acompaña, como en sus viajes a davos al alegre ingeniero, y sus legisladores votan como oficialistas.

Ahora que parece que todo está mal, aún para los que les gustaría que esté todo bien.
Ahora que los oportunistas de ahora y de siempre, siguen pidiendo autocríticas por una derrota a la que no le pusieron huevos para evitarla.
Ahora que reina la antipolítica.

Ahora mismo, está bueno decirles, que soy y somos kirchneristas, que somos muchos y estaría bueno que piensen de qué lado quieren estar.
Que por comprensión histórica y convicción política, somos peronistas, pero no menemistas, ni vandoristas.
Que cuando decimos vamos a volver, tenemos la misma voluntad de la resistencia, después del 55, que asumimos la debacle de la partidocracia del 2001, que hoy el Pj y la ucr son solo sellos, y que Cristina Fernandez de Kirchner sigue siendo la única referente que nos convoca, así como a la mayor parte del pueblo argentino.

Aguantando las tres banderas: Justicia Social, Independencia Económica y Soberanía Política.
Lo demás, es puro cuento, o posverdad, o como gusten llamarlo…



jueves, 6 de abril de 2017

TODO PARO ES POLÍTICO...

Parar o no hacerlo es política.
Comer o tener hambre es política.
Tener laburo o estar desocupado es política.
La forma de informar sobre el paro es política.
Cojer es política.
Mirar tv, netflix o aburrirse es política.
La inseguridad y la represión son políticas.
Eso que llaman justicia es política.
Las tendencias de tuiter son políticas.
La economía es política.
Lo singular o lo personal es política.
Toda organización sindical es política (aunque algunxs pretendan negarlo)
La educación es política.
La salud es política.
Los gustos son política.
Respirar es político.
Resistir es política.
Pensar o intentar no hacerlo es política.
La historia es política.
Las muertes son políticas.
Las inundaciones (y sus consecuencias) son políticas.
El amor es política (el odio también)
El deporte (incluído el fulbo) es política.

Los que la niegan, bastardean, hacen negocios con ella y tratan de vaciarla de contenido, hacen política:
Desde hace siglos la antipolítica es una forma de hacer política, la peor, la más engañosa, cruel y negadora.
Gobiernos como el actual y muchos otros en la región y en el mundo, solo son posibles gracias a esa prédica antipolítica.
Los resultados están a la vista: menos comercio e industria, más desocupados, hambre y pobreza.
Las falsas promesas y los semestres lejanos son políticas.
La invisibilización de los poderosos, que ganan más a costillas de los que menos tienen, es política.

Pero, la memoria, la organización y la voluntad también son políticas y es por eso que, a pesar de las derrotas parciales, la victoria será nuestra: 

POR COMPRENSIÓN HISTÓRICA Y POR VOLUNTAD POLÍTICA...



jueves, 16 de marzo de 2017

Los triunviros están en bolas y sin gritar...

Ahora que le pusieron fecha, las dudas y los recelos de los que marcharon el 7 de marzo, y otros tantos millones que no pudieron marchar, por no estar desobligados por un paro, no se disipan, siguen vigentes estas preguntas:

¿Cuantas veces pueden los dirigentes de una central de trabajadores movilizar a cientos de miles de ellos, encuadrados en organizaciones sindicales y a otros tantos ya sin carné porque se quedaron desocupados y por ende están desesperados, así como a otros tantos miles que ni siquiera llegaron a estar afiliados alguna vez a un sindicato, a una movilización en contra de la política económica de un gobierno que ostensiblemente se caga en todos ellos, sin confrontar en serio contra ese gobierno?

Obviamente es una pregunta retórica, porque la respuesta ya fué dada, el mismo 7 de marzo.
Existe una tradición política y cultural, que con buenas intenciones, entre ellas la de evitar hacer antisindicalismo y antipolítica de bobos, trata de evitar las críticas sobre lo que históricamente se ha denominado el movimiento obrero organizado y también más pomposamente, la columna vertebral del peronismo. Suponiendo al peronismo como algo inmanente o permanente a través del tiempo, y desconociendo tanto los encuentros y desencuentros que los dirigentes de la cgt, también fluctuantes a través de los años, han tenido con el movimiento nacional y popular fundado por Perón.

Los partidos políticos están en crisis, desde hace largo rato, en Argentina y en todo el mundo, para muestra basta el botón del triunfo del donal trump, rompiendo no sólo con el stablishment republicano sino también con un bipartidismo insulso que no daba respuestas a los problemas de los norteamericanos, toda vez que el progresismo demócrata estaba cooptado por el neoliberalismo y sus políticas económicas de valorización financiera, aún a pesar de ser responsables de la crisis financiera, económica y política global iniciada en el 2008, que aún no ha terminado.

Con cierta cuota de voluntarismo u oportunismo, algunos actores sociales y políticos, han buscado aliarse a la cgt, argumentando que tal organización sindical escaparía a la crisis de representatividad que se le achaca a la política y a los políticos. El 7 de marzo, esto, quedó en entredicho.

Aunque pueda parecer obvio, no es menor, preguntarse como podría una conducción que tiene entre tres de sus triunviros, a dos representantes del frente renovador de massa, confrontar con un gobierno, toda vez  que los legisladores del frente de massa, el mismo Daer, entre ellos,  han acompañado con su voto el grueso de las leyes que el gobierno del proradicalismo ha impulsado, y se comportan más como rueda de auxilio, que como opositores del macrismo. y además, que su líder, sergio massa, ha acompañado entre otras cosas, al alegre ingeniero a davos, mostrándose como la alternativa que asegura seguir con las polítcas de ajuste y de cambio de un modelo económico que intenta sepultar las mejoras de los últimos años.

En abril de 2016, las cgtes, convocaron a una marcha tan numerosa como la del 7 de marzo, a la que sumaron las CTA, las organizaciones sociales, algunos partidos políticos y muchos ciudadanos de a pie, que la vieron venir. Antes impulsaron a través de los legisladores del FPV y el masssismo una ley antidespidos, que fue aprobada en ambas cámaras y vetada por el alegre ingeniero a cargo de la presidencia de la nación. Y en lugar de responder al veto con medidas de fuerza, fueron a sentarse en supuestas mesas de diálogo y consenso. No una vez, sino varias, y hasta avalaron falsas promesas de no despidos de los empresarios. Para completarla, brindaron con el prescindente para fin de año en Olivos.

Los despidos y la pretensión de fijar un techo indigno para los laburantes de un 18% en paritarias, encuentra hasta ahora una dignísima resistencia por parte de los gremios docentes y otros gremios estatales. A pesar de las amenazas de descuentos de sueldo y de represalias sobre la familia de algunos dirigentes. La conflictividad viene en aumento y no lo pueden tapar ni siquiera los grandes medios aliados del gobierno, aunque buscan a través de muchos de sus alcahuetes periodísticos tergiversar la demanda de los laburantes.

Mientras tanto y en primer o segundo plano, según convenga, los socios judiciales de la restauración liberal conservadora insisten en fraguar causas contra Cristina, sus hijos, y funcionarios del anterior gobierno al ritmo de intentar justificar el desastre económico y social que están provocando.

Pero, cuando la noche es más oscura, se viene el día en tú y en nuestros corazones... 











jueves, 16 de febrero de 2017

FALAZ ( y te cagaste de risa...)



Que si vengo que no voy que si estoy que me pierdo Que si tengo que no doy que si estoy que me vengo 
Malo si si malo si no ni preguntes ya no soy yo fuera de mi es que me tienes...



martes, 31 de enero de 2017

Algo extraño sucedió hoy por la tarde en mi lugar de trabajo...

¿Y qué nos dejó el kirchnerismo?


Es un comercio, no importa el rubro, porque imagino sucede en casi todos.
Un compañero que siempre fué muy crítico del kirchnerismo y se refería a Cristina en términos muy ofensivos, comenzó a putear al gobierno del alegre ingeniero. Tengo la sospecha de que votó al alegre ingeniero, pero siempre me lo negó. 

Cuestión, que se fué armando una discusión política poco habitual, a la que se fueron sumando el resto de los compañeros. 

El iniciador, planteaba que así como va la cosa, este gobierno no debería llegar al final del mandato, en un revival de antipolítica tipo quesevayantodes, al que contradije planteando que la solución al desastre económico y social al que nos conduce esta gestión, solo puede venir de la mano de la política y que tiene dos estaciones: octubre de 2017 y octubre de 2019.
Y que la cuestión es no equivocarse, en a quien se elige para reemplazar a esta derecha gorila, conservadora, liberal y revanchista. En obvia referencia a massita.

Casualmente, me refirió que en la primera vuelta del 2015, había votado al tigrense.
Otro colega, planteó que también lo había votado, porque le gustaba el equipo económico que planteaba, encabezado por lavagna.
La conversación siguió en buenos términos, a pesar de las diferencias. 

Lo obvio, o no tanto, es que no hubo nadie que defendiera al gobierno radical macrista.
Y no menos cierto, es que a pesar de tener sospechas sobre como decantará en el voto esta supuesta unanimidad opositora, resulta difícil una vez más, creerle a las supuestas encuestas que plantean una imagen positiva de maurizio y su banda de ceos por encima del 40%...