Lunes a Jueves de 20 a 21 Horas.

Lunes a Jueves de 20 a 21 Horas.
Hacer click aquí para escuchar la radio...

sábado, 30 de abril de 2016

Multitudes que saben la respuesta...por CGG

LA PRENSA

En apenas dos semanas, se produjeron dos movilizaciones masivas que adversaron al gobierno nacional.
Discutir sobre la forma en que fueron mostradas por el nuevo aparato comunicacional dominante, que integran el grueso de los medios gráficos y audiovisuales, resulta a esta altura secundario.
La lógica que los impregna, va desde la negación hasta una evidente intención de minimizar el número de participantes, así como la denostación de las intenciones tanto de quienes las convocan, como las de los participantes.
Nada de esto es nuevo.

EL PALACIO

Lo elocuente y molesto, para la nueva administración nacional y los intereses que representa, es el contraste entre la masividad de estas manifestaciones, con las exiguas muestras de apoyo que obtiene el presidente en funciones en cada una de sus apariciones públicas. Apariciones, que aparecen tan guionadas en su puesta en escena, como vacías de contenido político, casi como una continuidad de lo realizado durante la campaña electoral por el alegre ingeniero y su equipo de propaganda comandado por el ecuatoriano Durán Barba.
El problema, consiste en que lo que sirvió para llegar a la Rosada, no suple la incapacidad de gestión y lo que es peor no puede ocultar, no por siempre, que el ADN neoliberal del actual gobierno, no admite un supuesto plan B, que de haberlo sería más de lo mismo: ajuste y deterioro de las condiciones de vida del grueso de la población.

LOS OPINADORES A SUELDO

Algunos analistas sostienen que esto no modifica las condiciones de preferencia previas al balotaje del 22 de noviembre, así como que el crédito asignado a la gestión de Mauricio Macri goza aún de cierta indenmidad, que es típica en los procesos de transición de un gobierno a otro y que se expresa vulgarmente en la expresión " hay que darle tiempo ".
Lo que pone en crisis a tales análisis y tomas de posición, son las pésimas condiciones producidas por las decisiones de la actual administración, tanto en el plano económico, con una drástica devaluación, sin medidas de contención de la inflación sobreviniente, como en lo social con una ola de despidos en el ámbito de la administración nacional que funcionó como una señal para su reproducción en el ámbito privado, sin que el Ministerio de Trabajo Nacional, se implicara en tales conflictos como en el período que va del 2003 al 2015.

LA CALLE

Para ir terminando, porque ya se está haciendo largo este posteo, volvamos al principio y a la confirmación de que el peronismo, hoy en la oposición sigue demostrando que "la calle" sigue siendo su lugar, y que aunque algunos pretendan una antinomia entre los integrantes del nutrido escenario de ayer y la única oradora del acto frente a los hoy hiperactivos tribunales de Comodoro Py, los cientos de miles que se movilizaron en ambos casos, saben la respuesta a la pregunta que entonces lanzó la "presidenta", como suele confundirse al nombrarla más de un periodista militante de los medios hoy oficialistas: 

¿Están mejor o peor que antes del 10 de diciembre?




viernes, 22 de abril de 2016

En el medio del temporal, una Cristina...



La pucha que ha llovido en estos últimos meses.
Estamos todos mojados.
Algunos más que otros.
Y también asustados.
No estábamos acostumbrados a la intemperie
ni a que nos suelten la mano.
Algunos agarraron el primer bote,
como en un Titanic,
Pero la mayoría siguió esperando
y no fue en vano.
No hace falta tomar lista,
ni pelear lugares olvidados,
Ni discutir el nombre
la palabra o la letra,
somos tan P como K
somos el otro,
y vamos a intentar otra vez
nombrar el abecedario entero.
Sin rencores
Vamos a volver
y mientras tanto 
ayudarnos y ayudarlos
con la ardiente paciencia
de un corazón a contramano.
Fuimos, somos, seremos,
necesarios.
Te escribí una carta...
Está en tus manos...



jueves, 7 de abril de 2016

No hay chicana...es la derrota.

Me cago en la derrota y la respeto.
Me cago en los burócratas, que hasta ayer gozaban de los beneficios.
Y ahora reclaman autocríticas.
Me cago en la unidad de los variopintos que avalan a los que nos votan en contra.
Me cago en Dios.
Me cago en los que avalan a los que nos cagan.
Me cago en los que despiden, sin anestesia, y se cagan en el dolor de los otros.
Me cago en los cínicos, que señalan con el dedo los errores ajenos.
Y hasta ayer disfrutaron nuestros aciertos.
Me cago en los racionales que siempre la baten justa.
Y buscan un lugarcito bajo el sol, para ellos y su séquito.
Me cago en nuestra enorme paciencia
con los que se cagaron en todos nosotros.
Me cago en undécimo lugar en los progres,
de ellos nunca esperamos nada, pero igual se mandaron la cagada.
Me cago en los que les creen a los que nos cagan.
O hacen como que les creen, total están salvados
y creen que no les va a alcanzar la mierda.
Me cago en los conversos.
Me cago en los que andan buscando un lugarcito bajo el sol,
mientras a los demás les llega el invierno.
Me vuelvo a cagar en Dios, pero no en Francisco.
Me cago en los buenos modales,
que tanto practicamos al pedo.
Me cago en todo eso que llaman justicia,
y en sus hacedores.
Me cago en los traidores.
Me cago en los que se hacen los ingenuos, pero saben.
Me cago en mi impaciencia.
Me cago en mis errores.
Habrá que empezar de nuevo, pero no desde cero.
Estos doce años no fueron al pedo...